lunes, 7 de marzo de 2016

TIERRA IGNOTA


TIERRA IGNOTA*


El viaje será largo,
¿qué vamos a hacer ante los signos
de la decrepitud
sino explorar el fulgor de la sangre
de un fénix degollado
por las evocaciones
y los nuevos desdenes?

En el tránsito hacia la mies
atisbamos la sima
y fundamos la espera
en la lobreguez de una tierra exhausta
administrada por los predicadores
del apocalipsis.
Avanzamos más allá de lo escrito
o lo nombrado,
hacia utopías sin nombre
que ya no recordamos

Largo es el camino hacia la mies.
Se extiende el tiempo
con el tiempo de la marcha:
la carretera que avanza,
la cadencia en el tránsito,
el ritmo armonioso,
el centro de todo lo que respira,
las llamas que alimentan
de claridades a la mirada