viernes, 30 de octubre de 2015

SOBRE POESÍA Y POETAS XIV



Entradas del diario a Salto de mata


(junio-julio 2015)




1804

El poeta venezolano Rafael Cadenas, empeñado en regresar a una relación directa con el mundo a través de la palabra, es uno de los mayores adalides del despojamiento y la transparencia, desde una voluntad ética que se convierte en estética. Sin embargo su poesía no es inane ni débil, al contrario, destaca por ser enérgica y extraordinaria, con los rasgos más nobles de la naturalidad. 

Quien dijo “No quiero estilo/, sino honradez” resulta especialmente incómodo a los versificadores que cultivan el artificio retórico, a los vates que pierden su identidad en falsas intemperies, a los gregarios de la palabrería y la vanidad estéril. En estos tiempos de imposturas consagradas solo a un poeta valiente se le podría ocurrir reivindicar la autenticidad del lenguaje para evitar la degradación del espíritu humano.




No hay comentarios:

Publicar un comentario