miércoles, 29 de abril de 2015

SOBRE POESÍA Y POETAS X



Entradas del diario a Salto de mata

(julio – agosto 2014)


1510


Escucho el Officium defunctorum de Tomás Luis de Victoria en la versión excelente de  Música ficta bajo la dirección de Rául Mallavibarrena. Este impresionante réquiem es la última obra que compuso  el compositor abulense (1603), seis años antes de su muerte y anuncia el fin de la música renacentista.


           La versión de Música ficta, un coro mixto, mujeres y hombres, de trece voces, sin falsetistas, no es la más perfecta, ni siquiera la más solemne, pero el tejido polifónico, bajo la batuta de Mallavibarrena, equilibra serenidad e intensidad, claridad y sutileza, consiguiendo una hermosa expresividad, a la vez austera y esplendorosa.





No hay comentarios:

Publicar un comentario