sábado, 21 de marzo de 2015

ENTREVISTA A LA POETA ADA SORIANO*




Nacida en Orihuela el 30 de diciembre de 1963. la escritora Ada Soriano Lidón ha publicado los libros Anúteba (ed. de autor, Orihuela,1987); Luna esplendente o sol que no se oculta (Ediciones Empireuma, Orihuela,1993); Como abrir una puerta que da al mar (Biblioteca pública Fernando de Loazes, Generalitat valenciana, Orihuela,2000); Alimentando lluvias, pliegos literarios (Instituto de Cultura Juan Gil-Albert, Alicante,2000); Poemas de amor (Colección Contemporáneos a mano, Fundación cultural Miguel Hernández, Orihuela, 2010) Principio y fin de la soledad, Cátedra Arzobispo Loazes, Universidad de Alicante, 2011.

Su libro Luna esplendente o sol que no se oculta fue traducido al inglés en 1994 por el hispanista Geoffrey Holliday. También han sido traducidos poemas suyos al rumano. Ada Soriano será la encargada de leer el manifiesto conmemorativo de los Murales de San Isidro el próximo fin de semana, una vez que ha sido pospuesto el acto previsto para mañana sábado con motivo de las malas previsiones meteorológicas.

¿Qué supone para una escritora oriolana como usted escribir y leer el manifiesto conmemorativo de los murales de San Isidro?
La verdad es que deseo haberme aproximado a lo que realmente significa escribir un manifiesto. Lo cierto es que me ha nacido del corazón, no sólo del pensamiento.
Es un honor el que hayan contado conmigo, y leerlo es un acto de complicidad con mis conciudadanos a nivel social y cultural.

¿En qué se basa el contenido del manifiesto?
Como digo en el manifiesto, trato de honrar la memoria de Miguel Hernández como hombre y como poeta; de no olvidar a los que pusieron el primer eslabón, todos los que rindieron homenaje al poeta en el año 1976, año en que se crearon los murales de San Isidro.
Personalmente, aprovecho esta ocasión para recordar a Miguel Ruiz, un poeta vinculado a Empireuma que nos dejó un mes de Marzo, hace ahora seis años. Hay cierto parecido entre él y Miguel Hernández, con lo cual hago alusión a la magia del desdoblamiento.

¿Qué opina de la iniciativa que tuvo el gobierno local hace cuatro años de recuperar ese museo al aire libre que supone los murales de San Isidro?
Efectivamente, Los murales de San Isidro constituyen un insólito museo, con entrada libre y gratuita. Es una buena razón para  conservarlo. Sus pilares están asentados, ya que sus inicios comenzaron hace casi cuarenta años. Pienso que debería ser declarado Bien de interés cultural.
Es una de las iniciativas más hermosas que se ha llevado a cabo recientemente en nuestra ciudad.

¿En qué estado considera que se encuentra actualmente la cultura en Orihuela?
He de admitir que, desde las últimas elecciones, Orihuela ha dado un giro importante. Instituciones y colectivos trabajan de manera incansable, no sólo para rescatar la memoria de Miguel Hernández, sino para aceptar nuevas iniciativas. Y esto ocurre a pesar de la crisis en la que nos vemos inmersos, que, lógicamente, afecta.
Este gobierno ha sabido tomar las riendas, y lo ha hecho con fuerza y con ilusión desde la Concejalía de Cultura. Tanto la anterior edil de Cultura Ana Mas como la actual Rosa Martínez, han llevado a cabo una labor cultural muy intensa.

¿Cree que el gran elenco de artistas con los que cuenta Orihuela en todos los ámbitos necesita más apoyo institucional?
En estos momentos de crisis, como he comentado, pienso que las instituciones hacen lo que pueden por mantener viva la creación en todas sus manifestaciones, y es importante que sea así. De lo contrario, quedaríamos bloqueados, deshumanizados.

Usted es codirectora de la revista literaria Empireuma junto con José Luis Zerón a quien entrevistamos la semana pasada. En breve saldrá a la luz un número especial patrocinado por el Ayuntamiento ¿qué supone para la cultura oriolana?
Efectivamente, la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Orihuela, aceptó nuestra propuesta sin poner objeciones. Tanto José Luis Zerón como Carlos Escolano y yo tuvimos un buen recibimiento por parte de Amparo Pomares.
Empireuma es una revista sin precedentes por su extensa trayectoria y su calidad literaria y artística. Ya sé que está feo que lo diga yo, pero es lo que pienso.
No se trata de una revista común, sino de una revista de creación. Las colaboraciones desde varias ciudades españolas y extranjeras. Igualmente hay un encuentro entre autores noveles, autores con una trayectoria amplia y otros ya consagrados. Esto le da a Empireuma un aire cosmopolita como resultado de un importante intercambio entre culturas.
Empireuma es un referente de la gran capacidad cultural  de Orihuela.


¿Quiénes han sido y son sus principales referentes literarios?
Mis libros, mis colegas y mis observaciones. Todo lo que ha sido, lo es ahora. La lectura ha significado mucho en mi vida, desde los clásicos hasta los actuales. Y cuando digo actuales, incluyo a mis amigos poetas, a los de Orihuela y a los que son de otras ciudades; a los que he tenido el placer de conocer personalmente. He aprendido mucho de mis conversaciones con ellos y, doy por hecho, que esto es recíproco. Yo lo defino como una dosis de afecto que lleva inscrita la palabra complicidad.

¿Qué proyectos de futuro tiene como escritora?
Bueno, una poeta, que es lo que creo que soy, no se plantea proyectos de futuro. Sí me ha ocurrido en alguna ocasión, y sin pretenderlo, que me he encontrado con un grupo de poemas que forman una unidad. Cuando digo unidad, me refiero a la convicción de un nuevo nacimiento, al desenlace, al momento de concluir ciertos sentimientos y visualizaciones.
Actualmente poseo un poemario inédito. Si se publica, se verá proyectado hacia los demás, y cada lector hará su propia interpretación. Proyectarse es una forma de entregarse, con lo cual, los poemas ya no te pertenecen del todo. Quiero decir que, para quien es poeta, no hay proyecto, sino proyección.

¿Algo más que desea añadir?
Sí. Mi más sincero agradecimiento a la Concejalía de Cultura de nuestro Ayuntamiento. Les deseo longevidad y prosperidad. Gracias también al equipo de Teleorihuela por concederme  esta entrevista.


*Publicada en el diario Teleorihuela.